5 razones para no ver de cerca bien

No ver de cerca – 5 causas comunes

Hay muchos motivos para no ver de cerca, en muchos casos los síntomas se confunden con una graduación pequeña que no es corregida, o con dolores de cabeza esporádicos, migrañas visuales, cefaleas localizadas en la cuenca del ojo, astenopías, falta de concentración y de rendimiento en las tareas de visión próxima, por lo que conviene tenerlo presente, y entender que no ver de cerca puede deberse a:

¿Que produce ver mal de cerca?

  • Graduación: una refracción no corregida puede causar problemas en visión próxima, por ello, es indispensable revisar la visión una vez al año para poder descartar este factor.

Las causas de graduación suelen ser una potencia insuficiente del ojo, o una falta de acomodación. Cualquiera de estas causas se detectan en revisiones rutinarias, y tienen fácil remedio siempre que se sigan buenos hábitos después.

  • Musculatura: Los ojos ya no se pueden permitir converger más, y es necesario un entrenamiento con terapia visual para que el paciente pueda volver a trabajar como lo hacía normalmente, aumentar sus capacidades, puede conllevar un aumento del rendimiento sin precedentes y en muchos niños además mejora su autoestima y ganas de realizar más tareas colaborativas.
  • Agotamiento: Cuando no se descansa lo suficiente, las complicaciones más comunes derivadas de la falta de sueño y de la falta de parpadeo son la inflación de los párpados y la sequedad ocular u ojo seco parcial. A su vez requiere que con cada parpadeo se reenfoque correctamente para no ver de cerca mal.

En los casos donde este estado se prolonga sin control, pueden llegar a aparecer problemas como la queratitis punteada o rotura de capilares en la esclera (también llamados “derrame en el ojo”) que provocan mucha alarma por el color de la sangre.

  • Medicación: Muchos tipos de medicación influyen indirectamente en las hormonas, la grasa, y la circulación de la sangre, por lo que de igual manera afectan indirectamente al ojo. La diabetes, hipertensión y tiroides afectan de manera directa a la potencia desarrollada por el ojo, por lo que se recomienda esperar cuarenta días entre el último cambio en la dosis de medicina y la siguiente graduación de la vista.
  • Estado físico o mental alterado: en algunos traumas o accidentes, es posible que el órgano visual se vea afectado, y se cree de manera secundaria una complicación que se manifiesta como: amaurosis fugax transitoria o en forma de hemianopsia (pérdida de la mitad del campo visual), cuadrantanopsia (pérdida de un cuarto del campo visual), visión en túnel (pérdida de visión periférica) o pérdida total de visión central, ceguera al color (Acromatopsia) o movimiento. Es una lista pequeña e ilustrativa de alteraciones visuales a distintos niveles de la vía óptica entre los ojos y el cerebro.

La visión borrosa en cerca puede ser intermitente, sobretodo si estamos en el proceso de pérdida de visión normal de la presbicia o vista cansada, y el cuerpo nos pide alejar las cosas para poder seguir enfocándolas.

Es muy común alrededor de los 40 años de edad, cuando se trabaja durante un tiempo a una distancia parecida a la del teléfono móvil.

Soluciones a no ver cerca, o tener visión borrosa en cerca

Atendiendo a la naturaleza del problema, le pondremos remedio. Continuamos con la lista de soluciones dependiendo de las causas anteriores:

Graduación: Si tenemos graduación después de un examen optométrico, lo más lógico es que siguiendo los consejos del optometrista nos pongamos unas gafas que alivien el trabajo que hacen nuestros ojos para la distancia pensada, y que nos permitan desarrollar con normalidad nuestro día a día. También está la posibilidad de lentes de contacto.

Si un ojo ve perfecto y el otro tiene graduación, se convierte en prioritario el corregirlo para evitar una monovisión, ambliopía u ojo vago.

Para trabajar a una distancia concreta, es necesario que su óptico conozca la medida de esa distancia, por lo que si es posible, llévela anotada.

Especialmente en niños es importante que se desarrollen con el máximo de capacidad visual posible. Más adelante, cuando tengan algo más de edad se pueden barajar opciones para corregirlo con lentillas, operación, orto k…

Musculatura: Cuando el problema procede de una diferencia de fuerza entre los músculos, se suele recomendar la valoración de un oftalmólogo.

Cuando no es posible operar, una de las mejores opciones es la terapia visual, ya que aunque los resultados no sean rápidos, se pueden llegar a lograr objetivos que faciliten el día a día del paciente que ha dado por perdidas pequeñas actividades que antes si podía realizar, como coser, leer, escribir, etc.

Agotamiento: Si el agotamiento viene por una racha de estrés o no dormir, se puede uno recuperar si nunca llega a ser muy grave antes de la siguiente crisis, simplemente dejando que pase la mala racha, y evitando el esfuerzo por no ver de cerca.

Cuando el agotamiento viene por imsomnio, o tenemos una condición que no permite el descanso usual, a pesar de que el cerebro pueda sentirse en buenas facultades, los ojos se irán cansando e irán perdiendo eficiencia, provocando una serie de complicaciones a largo plazo.

Aunque existen paliativos como gotas y geles oftálmicos, es preferible consultar al oftalmólogo sobre el suero autólogo (elaborado con la propia sangre del paciente), que va a dar mejores resultados que gotas menos específicas, sobretodo en casos extremos.

Si es por agotamiento y no es posible descansar más, sólo nos queda la física, alejar varios cm el uso del móvil y la lectura, nos puede ayudar, así como alejar lo más posible la pantalla del ordenador puede marcar una diferencia.

Existen lentes oftálmicas que pueden ayudar a mantener más lágrima dentro del ojo, que protegen de la radiación infraroja, y evitan la evaporación de la misma en cierta medida.

Medicación: Este caso no tiene muy buena solución, sólo analizar los medicamentos, para cambiar los que tomemos por otros que no lleven conservantes, siempre con la ayuda de nuestro médico especialista o de cabecera, o que afecten en menor medida a la visión, pero cada vez que tomamos medicación, es normal que haya un efecto secundario a largo plazo.

Todo lo que relaciona no ver de cerca y la medicación suele deberse a una combinación de factores, si es un problema que persiste durante largos periodos, y que no varía al tener que seguir tomando los fármacos, sólo nos queda la opción de buscar un optometrista comportamental que nos ayude a ser conscientes de las necesidades musculares que tenemos y fortalecer los músculos que puedan permitir una mejora del enfoque en la visión próxima.

Estado alterado: Es cierto que los traumatismos a nivel visual pueden ser evaluados y estudiados tanto por oftalmólogos, neurólogos y optometristas, salvo que el problema sea muy grave, en general no requiere la intervención de ninguno de ellos.

En el caso de los optometristas, pueden trabajar pequeñas diferencias de enfoque o musculatura que sean consecuencia de un golpe por medio de la terapia visual, que es un entrenamiento activo que permite igualar las capacidades de ambos ojos.

La segunda aproximación que pueden hacer los optometristas y que comparten con los oftalmólogos es el uso de prismas oftálmicos para la corrección de desviaciones de pequeña cuantía.

Estas correcciones requieren un alto nivel de precisión y varias comprobaciones por parte del profesional, pero pueden salvar situaciones de diplopia, cuando la operación para su corrección no sea viable, o una intervención de esas características entrañe riesgo para el paciente.

Los prismas se miden en dioptrias prismáticas( que miden la desviación de la luz a razón de 1cm a 1m de distancia) , y tienen una orientación espacial que se mide en grados, y hay varios tipos disponibles: Fresnel, tallados oftálmicos y como elementos ópticos de un sistema (binoculares, prismáticos, telescopios, microscopios, etc)

Cuando un prisma es mayor de 12 dioptrías prismáticas ya no es posible (salvo casos aislados) fabricarlos integrados con la graduación del paciente en unas gafas. Por lo que se suele remitir al oftalmólogo para evaluar una intervención que mejore la calidad de vida del paciente para ciertas actividades, que ahora son imposibles o encuentra dificultad por no ver de cerca.

Enlaces para saber más (sobre no ver de cerca)

Hipermetropía: la ametropía de lejos que no te deja leer, aumenta a un ritmo fijo, y sólo se puede parar creciendo, musculando o sufriendo cataratas. Entra y responde a todas las dudas y preguntas que tengas!

Vista cansada o presbicia: la condición de cerca que te aleja de la lectura y cambia tus costumbres sin que le pongas solución! Comienza lentamente y un día al levantarse ya no enfoca, descubre como no ver de cerca afecta a tus labores diarias!

Infografias
Si te interesan los gráficos con mucha información resumida, este es tu sitio.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies